LA PREGUNTA DEL DÍA

¿Sigues a rajatabla la moda que tanto te gusta?

octubre, 2018

¿La moda nos define o nos definimos nosotras según la moda?

Las mujeres solemos tener un estilo que nos encajona en un estereotipo del que no sabemos salir.

Y cuando probamos cambiar, usar ese color que nunca nos ponemos, o esos pantalones elefante, nos vemos raras. ¿Verdad?

Este año va de moda vintage (dijo una en un desfile)  ¿Pero… encajamos en ese estilo? ¿Sabremos llevarlo?

Afortunadas las que se atreven con todo sin importar la altura, los colores o incluso los estampados estrafalarios.

Salen a la calle como si caminaran por una pasarela, y el efecto es el mismo: todos a su paso la miran.

Y entonces cunde el pánico. Nos sentimos extrañas, observadas, incómodas y con miles de ojos sobre nosotras.

Pero la moda es fantástica porque se recicla y muestra cada año los nuevos talentos.

Y nosotras tomamos lo que consideramos que va con nuestra personalidad, para sentirnos seguras.

¿Han probado alguna vez ponerse ese tocado rimbombante que ven en las revistas, para ir a una boda?

Porque muy mono para la foto, pero luego no hay quien lo aguante en nuestra cabecita. Y maldecimos a la moda all night.

Y eso por seguirla a rajatabla sin importar las penurias que tengamos que pasar.

Cambiamos los colores, nos atrevemos con esas texturas que antes eran impensadas, y hasta nos termina gustando.

Pero moda no es solo el vestuario; moda es el color del lápiz labial, las melenas decoloradas, el lunar artificial, las uñas postizas.

Es lo que miras en las revistas mientras esperas tu turno en la peluquería, o en la fila del supermercado.

Moda es la guapa de turno que sale en las redes sociales  y la que todas mueren por copiar.

Nos desvivimos por ser lo que no somos, o cambiar al menos una parte de nosotras que no nos gusta.

Eso es lo lindo de esto: que podemos probar, mixturar, escoger, combinar, y siempre habrá algo que nos siente bien. Siempre.

“Podemos probar, mixturar, escoger, combinar, y siempre habrá algo que nos siente bien.

Pero amigas mías, las modas son pasajeras, y nosotras no.

Por eso adoren sus proporciones con curvas o pechos planos, con celulitis o músculos marcados.

Disfruten del color del cabello que les tocó y la altura que no podemos cambiar, a no ser que nos subamos a los tacones.

La moda se adecuará a nosotras, y no nosotras a ella porque los estilos van y vienen. Aprovechemos a sacarle partido.

Y probemos esos cambios, que alguna vez apetece salir de lo rutinario, seguro que tan mal no nos veremos. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *